Cuáles Fueron Las Aportaciones De Albert Einstein A La Ciencia

Desde la teoría de la relatividad hasta el trabajo en la bomba atómica, los aportes e inventos de Einstein formaron y moldearon a la raza humana como la conocemos en la actualidad. No lo logró, pero los científicos recientes han recogido su testigo y llevan años intentando conciliar la teoría de la relatividad con la física cuántica (cuya precisión es absoluta en el planeta de lo más pequeño). Quién sabe si dentro de poco se logra probar que Einstein se encontraba equivocado y nuestra imagen del mundo vuelve a transformarse. La Tierra no da vuel­tas cerca del Sol porque, como afirmaba Newton, haya una fuerza invisible que la atraiga.

Este artículo se apoya en un producto anunciado en el número 451 de la gaceta Historia y Vida. Merced a su prestigio, Einstein aparecía en primera página de los jornales y via­jaba por todo el mundo. Se declaró un pacifista convencido, defendió la causa judía y reflexionó sobre las relaciones en­tre ciencia y religión. Poco a poco cultivó esa imagen de genio y se convirtió en el icono de la ciencia que todos conocemos.

Postgrado En Física Teorética: Postgrado En Física Teórica: Teoría De La Gravitación, Física Cuántica Y Teoría De Cuerdas

En sus inicios, se encontraba convencido de que solo a través de el estudio de la física podría lograr su misión. De esta forma, se separó de las matemáticas y expuso por vez primera el término de la relatividad en esta especialidad, antes tan formal. El año en que el mundo se despide de Stephen Hawking, uno de los principales especialistas mundiales en orificios negros, puede ser asimismo el que se consiga ver por primera vez uno de estos enormes sumideros galácticos. Ocho radiotelescopios de todo el mundo se sumaron para sacar la primera fotografía al agujero negro que hay en el centro de la Vía Láctea. Escribió una tesis sobre las dimensiones de las moléculas y también publicó 4 artículos teóricos de enorme valor para el desarrollo de la física del siglo XX. Viajó a Suiza, donde terminó los estudios secundarios e ingresó en el Centro Politécnico Nacional de Zurich.

Tras ocupar puestos enseñantes en Berna, Praga y Zurich, Einstein aceptó en 1914 trasladarse a Berlín como estudioso en la Real academia Prusiana de Ciencias. Las visualizaciones del eclipse de Sol del año 1919 aportaron una comprobación en fase de prueba de su teoría general de la relatividad, publicada en 1915, lo que le aseguró la fama en todo el mundo. Pese a su marcado pacifismo, al que no renunciaría en toda su vida, fomentó el desarrollo de la bomba atómica a lo largo de la segunda guerra mundial, tras la cual se dedicaría a poner sobre aviso acerca de los peligros del empleo no pacífico de la energía atómica. Introduce la constante cosmológica en sus ecuaciones por fin de contrarrestar la gravitación y “frenar” la expansión acelerada del Universo. Un siglo después, los panoramas revelados por Einstein prosiguen siendo sorprendentemente vibrantes y fértiles. De la relatividad general nació en los años veinte la cosmología moderna, el estudio del origen y la evolución del universo como un todo.

La teoría de Einstein está íntimamente entretejida con las indagaciones más innovadoras de la física actual. Mientras Einstein tenía pensado sobre la sociedad, sus ideas sobre la relatividad, por lo menos en su versión más extensamente difundida, parecían concordar con otras conmociones culturales. S. Eliot astillaban la oración, Pablo Picasso y Marcel Duchamp escindían el cuadro, y Arnold Schoenberg e Igor Stravinski hacían añicos la escala, Einstein rompió las amarras que hasta entonces habían atado el espacio y el tiempo a los modelos obsoletos de la realidad. Ello es porque el nombre de Einstein evoca la imagen de un sabio de otra temporada, entrañable y caluroso. Vemos al genio científico bondadoso, de pelo enloquecido, cuyos icónicos retratos (montando en bicicleta, sacando la lengua o mirándonos con ojos penetrantes) están vivamente grabados en nuestra memoria cultural colectiva. Einstein se ha convertido en el símbolo de la pureza y el poder de la exploración científica.

Albert Einstein Y Las Matemáticas: La Teoría De La Relatividad General

Este movimiento –llamado \’browniano\’ en honor del biólogo escocés Robert Brown, que fue el primero en observarlo en los granos de polen suspendidos en el agua– no es muy distinta de las alteraciones de los precios de los mercados bursátiles. Desde el momento en que se descubrió este paralelismo, las ecuaciones de Einstein asimismo se utilizan en Wall Street. A partir de 1919, recibió el reconocimiento internacional y amontonó honores y premios de diferentes sociedades científicas, como el Nobel de Física en 1921.

Tras esperar lo suficiente, incluso ciertas de sus ideas que se juzgaron equivocadas terminarían resultando adecuadas [véase «Los errores de Einstein», por Lawrence M. Krauss,en este mismo número]. En 1908 fue contratado en la Facultad de Berna, Suiza, como instructor y conferenciante . Poco después la familia se mudó a Praga, donde Einstein ocupó una plaza de Professor, el semejante a Catedrático en la Facultad Alemana de Praga.

Einstein falleció en Princeton en 1955 dejando un legado científico que revolucionó la ciencia del siglo XX y por ahora, probablemente del XXI. Su madre, que sabía tocar distintos instrumentos, inspira la pasión musical que Einstein probó desde pequeñísimo. Asimismo influyó bastante en él su tío Jakob Einstein, ingeniero, que le daba libros de ciencia a fin de que los leyera. Además Jakob montó con el padre de Einstein un taller dónde harían proyectos y experimentos tecnológicos de la época y, a pesar de que este fracasó, Einstein medró impregnándose de ese espíritu inquieto y amante de la ciencia.

En los cien años que pasaron desde entonces, físicos e historiadores fueron componiendo pieza a parte un relato congruente pero complejo de su génesis [véase «Einstein y la invención de la realidad», por Walter Isaacson,en este mismo número]. En alguno de mis escritos para el enorme público he tenido el placer de marcar el ascenso de Einstein, desde unas elegantes maniobras y unos pasos en falso hasta la cima final. Lejos de desmitificar sus saltos creativos, investigar con detenimiento aquel proceso solo añade mucho más brillo a la extraordinaria novedad y abrumadora hermosura de su iniciativa.

cuáles fueron las aportaciones de albert einstein a la ciencia

Albert Einstein nació en 1879 en Wurtemberg, Alemania, y murió en 1955 en Princeton, Nueva Jersey, y, indudablemente, el día de hoy se le considera entre los científicos más esenciales de todo el mundo. Un año tras describir la relatividad general, Albert Einstein publicó su teoría de la radiación estimulada, en la que se basan los gadgets láser. Hoy en dia, esta tecnología se emplea para operaciones tan fáciles como leer un código de barras o apuntar con un puntero, pero también para delicadas intervenciones quirúrgicas o métodos industriales que requieren gran precisión. (Como el valor de c es muy alto, una pequeña masa equivale a un sinnúmero de energía).

Según con ella, las interacciones entre los cuerpos, que hasta el momento se atribuían a fuerzas gravitacionales, se explican por la influencia de esos sobre la geometría espacio-tiempo. Basándose en la teoría general de la relatividad, Einstein pudo comprender las variantes hasta entonces inexplicables del movimiento de rotación de los planetas y logró predecir la inclinación de la luz de las estrellas al aproximarse a cuerpos como el Sol. Einsten cursó sus estudios de primaria en un colegio católico en Munich, donde la familia se había movido un año después de su nacimiento, y consiguió geniales puntuaciones, singularmente en ciencias.

Fue un niño solitario que se entregaba al estudio y a la lectura concentrado y tolerante. No empezó a hablar hasta los tres años y eso, unido a su carácter, logró plantearse aun a sus padres si aquel niño sufría alguna discapacidad intelectual. Exactamente Einstein siempre y en todo momento alegó que cree que fue capaz de desarrollar la teoría de la relatividad gracias a su desarrollo intelectual tardío ya que un adulto habitual no se pregunta sobre el tiempo y el espacio, sólo en el momento en que se es niño. De entre los numerosos artículos de matemáticas publicados por este genio a lo largo de toda su existencia, tenemos la posibilidad de destacar el de la geometría diferencial y el de las ecuaciones del campo, escritos con la ayuda de su amigo matemático, Marcel Grossmann. Estos conocimientos le dejaron poner de relieve la teoría de la relatividad particular y general.