Cuáles Fueron Las Características Más Importantes De La Cultura Olmeca

En el mismo lugar se han hallado elementos cerámicos, figuras y trozos cerámicos que datan del periodo vegetativo entre 1500 y 1150 a.C. También, recolectaron los abundantes elementos de la región como plantas, nueces de palma e inclusive vida marina como tortugas y almejas. De igual manera, se hicieron presentes en esta civilización modelos habituales como la obsidiana, el jade, la serpentina, la mica, el caucho, la cerámica, las plumas y los espéculos pulidos de ilmenita y magnetita. Es esencial poner énfasis, que sus modelos sin salvedad, eran comercializados más tarde con pueblos vecinos. Además de esto, también se sintieron atraídos por la mezcla de animales para hacer criaturas extrañas y increibles como el hombre-jaguar, un cruce entre ámbas especies que ha podido haber sido su principal deidad. Asimismo sabemos que adoraban a un dragón y creían en 4 enanos que mantenían el cielo, probablemente representando los 4 puntos cardinales que como otros dioses olmecas, fueron de máxima importancia para las religiones mesoamericanas siguientes.

Hay unos 200 pequeños montículos en la área del sitio, todos los que mantuvo una vez una casa de postes y paja, lo que indica que era tanto un centro ceremonial, con funcionalidades políticas y religiosas, como una minúscula localidad. El último bastión de los Olmecas se estableció en el territorio Tres Zapotes. La cultura fue desapareciendo conforme fueron absorbidos poco a poco por los mayas; pero los historiadores calculan que terminaron de desaparecer entre los años 500 – 400 antes de Cristo. Replicaban con enorme exactitud sus formas y aspectos, dejando de esta manera ver en las figuras humanas ojos rasgados y profundos, narices achatadas y lisas, labios gruesos con excelente definición de sus comisuras. Los arqueólogos todavía están compendiando pistas que desentrañan el misterio de lo que causó el ocaso de esta poderosa y fantástica civilización, que probablemente fue una combinación de cambios ecológicos naturales y acciones humanas, las causantes de la pérdida temprana de esta cultura.

Mesoamérica: Sus Peculiaridades Y Las Culturas Mesoamericanas

Las labores agrícolas se realizaban con el sistema de roza y quema, cultivando grandes extensiones de terreno con diferentes vegetales, maíz, frijoles, calabazas y cacao. Desarrollar el sistema de calendario y de escritura, precursor a los jeroglíficos. Se espera que con nuevos hallazgos, se logre sacar de dudas basado en algunas conclusiones que llevaron a esta importante civilización, a perderse en el correr del tiempo. Son incontables los temas a tratar respecto a su caída, que a través de los presentes hallazgos se ha intentado transcribir el desenlace de esta civilización. Es esencial recordar que para ser individuos tan inteligentes en la antigüedad, su desaparición deja al aire los motivos que todavía no se han logrado aclarar.

Esos primeros grupos penetraron hacia el territorio que ahora se denomina Mesoamérica, vía la costa del Pacífico de Guatemala y Chiapas. Las ocupaciones indican que fue aquí donde se gestaron ciertas peculiaridades que hicieron viable identificar sus antecedentes. Semejantes conjuntos, como los proto-olmecas, dejaron sus huellas en cerámicas fechadas alrededor de los años 1500 a 1400 a.C. Ambas entidades financiaron ocho metas sucesivas que, dirigidas por Stirling con la asistencia de su mujer, depararon decenas de descubrimientos importantes.

Organización Popular Y Política

Su desenvolvimiento en este territorio, se causó entre los tiempos 1200 y 1400 a.C. No había una sola lengua zapoteca, sino una pluralidad de dialectos, con sus propias formas escritas y habladas. Varios llegaron hasta nuestros días con las comunidades zapotecas relevantemente grandes que aún viven en el estado de Oaxaca, tal como en otras partes de México. Su posición en la escala popular y política del Imperio Azteca, así como los matrimonios mixtos con otras tribus. Su cultura y arquitectura única pudo ser resultado del contacto con otras etnias mesoamericanas. El declive de los Olmecas marca el inicio del “Preclásico Tardío” , caracterizado por la permeación y diversificación de elementos de la civilización Olmeca atraídos por las etnias locales.

El mucho más notable gira hacia las cabezas gigantes que condujeron a su redescubrimiento. Monolíticas, miden de 1,5 a 3 metros de altura y pesan entre 6 y mucho más de 40 toneladas. Debió ser un genuino reto tallarlas, pues el basalto de que están fabricadas es una roca dura, y aquella cultura carecía de herramientas metálicas. Hace unos años volvió a probarse el carácter vanguardista de los olmecas en otra faceta más, la escritura, gracias a unos jeroglíficos muy anteriores a los zapotecas, considerados hasta el momento los más arcaicos de América.

Muchos de ellos, tal vez la mayor parte, fueron deliberadamente aplastados o mutilados cerca del 900 a.C. Y sepultados en largas filas en las crestas y en otros sitios del lugar. Los monumentos pesaban hasta 44 toneladas y fueron tallados en basalto del Cerro Cintepec, un flujo volcánico en las Montañas Tuxtla a unas 50 millas aéreas al noroeste. Se cree que las piedras fueron de alguna forma arrastradas hasta el arroyo navegable más cercano y desde allí transportadas en balsas por el río Coatzacoalcos hasta el área de San Lorenzo. Manténganse cada uno de ellos muy cerca del grupo a lo largo del paseo que vamos hacer, puesto que a medida que avancemos describiremos parte importante de la historia de la cultura Olmeca. Piezas pequeñas eran esculpidas, representando en la mayoría de los casos de las montañas y animales; grandes murales pintados resaltaban en esta civilización.

Como en parte de las características de la civilización olmeca, los datos de su religión prosiguen estando inconclusos; pero con el surgimiento de las pruebas viejas, es viable construir algunas particularidades más importantes de su religión. Estas ciudades se sostendrían hasta recibir a los conquistadores españoles en el siglo XVI. Una última nota sobre los mayas es que eran sumamente avanzados para su tiempo, eclipsando en ocasiones a sus análogos de europa en ciencias y matemáticas. No debemos olvidar que la estaban utilizando el cero 800 años antes que los europeos y el calendario que empleaban permanece hoy tan válido como hace 2.000 años. Inomata y su equipo sugieren que los ensamblajes E-Group en Ceibal comenzaron como pequeñas construcciones, de sólo dos metros de altura pero que la renovación continuó y las construcciones ceremoniales crecieron cada vez más alto, llegando a ser pirámides, que se hicieron fundamentales para el pueblo maya más tarde. Llegaron a un punto de extensión máxima hacia el norte de México durante el periodo de tiempo tradicional, relacionado con la conquista de la planicie central mexicana, la construcción de Teotihuacán, y toda la activa cultural y comercial que se desarrolló alrededor de esta localidad y de su área de predominación, directa e indirecta.

Algunas Voces Científicas Empezaron A Llamar Con Un Nombre Aparte A Esta Cultura Secundaria De La Maya

Las primeras nueve cabezas encontradas fueron en San Lorenzo que entonces fueron reubicadas a La Venta, donde fueron enterradas; se estima que podrían simbolizar las cabezas de los adversarios, de ahí la sepultura, o jefes que fueron enterrados cuando fallecieron. Además de esto se tiene la creencia, que podrían haber idealizado rasgos felinos y por esta razón tienen este aspecto. La construcción de edificios rituales ubicados según planos bien definidos.

Las cabezas colosales talladas por los olmecas fueron la primera pista sobre la que se reveló la civilización más vieja de América. Han llamado la atención las cabezas olmecas, que datan de 1500 – 900 antes de Cristo; pues fueron esculpidas desde enormes piedras de basalto extraídas de la Sierra de los Tuxtlas de Veracruz. Las excavaciones han demostrado que al menos los primeros 25 a 35 pies del sitio fueron construidos por la mano de obra humana.

Los Mayas No Solo Interaccionaron Con Los Olmecas

Es el periodo de florecimiento de la civilización Zapoteca, y singularmente de la Teotihuacana, representadas por grandes urbes de influencia arquitectónica Olmeca, como Monte Albán y la megalópolis que los aztecas llamaron Teotihuacán, que ocupaba el valle de Ciudad de México. La cultura marcadora del “Preclásico Medio” está representada por los Olmecas, quienes empiezan a desarrollar la escritura y diseñan los primeros calendarios para regir y detallar la utilización del tiempo. Asimismo desarrollaron la arquitectura y la estatua monumental, dejando sitios de interés arqueológico en La Venta, san Lorenzo, Tres Zapotes, Chalcatzingo y Teopantecuanitlán. Otro aspecto aún mucho más intrigante es la procedencia de su material, de tipo volcánico, inexistente en la región metropolitana olmeca, de suelos arcillosos. Para ofrecer con él, había que ir a las elevaciones de Tuxtla, a más de 80 km de distancia, y acarrear las moles hasta los sitios rituales. Se calcula que, como los olmecas desconocían la rueda, transportaron los bloques en balsas que remontaban los numerosos ríos locales.

Expertos Del Inah Han Podido Determinar Las Posibles Sendas Comerciales De Esta Civilización Primigenia De México

Asimismo validan la teoría de que lograron ser el modelo original de las civilizaciones mucho más tardías, un concepto que prosigue suscitando debates, ya que aún no está determinado el nivel de esta influencia. Entre los arqueólogos que se inclinaban por esta autonomía con en comparación con legado maya, había uno que desenterraría mucho más cabezas colosales y, con ellas, parte de la realidad sobre la intrigante civilización que las había producido. Matthew Stirling, el hombre en cuestión, trabajaba para la Smithsonian Institution de Washington.