Imagenes De Las Tres Carabelas La Niña La Pinta Y La Santa Maria

Las expectativas producidas por el éxito del primer viaje provocaron un aluvión de solicitudes de aspirantes a integrar la tripulación de los diferentes barcos integrantes de la flota. La organización decidió limitar el número de expedicionarios a 1.000 hombres, de los cuales 800 debían ser soldados. No obstante, estas previsiones quedaron al final cortas, pues, al parecer, terminaron embarcando más de 1.200 hombres en un total de 17 buques, de los cuales 14 eran carabelas y 3 naos.

La flota quedó bajo el mando de Colón y Pero Alonso Niño fue nombrado piloto mayor. Al lado de los soldados, también formaron una parte de la expedición nobles en pos de fortuna, labradores con animales, aperos agrícolas y semillas, artesanos con sus instrumentos, y un grupo de religiosos bajo la dirección de un benedictino de Montserrat. Las aguas cálidas del Caribe son un paraíso para los teredos, que en verdad son moluscos con un apetito insaciable por la madera. Aunque asimismo son comúnes como «vermes de barcos» y «termitas del mar», estas criaturas tienen la posibilidad de comer descomedidamente la madera de un naufragio expuesto en únicamente una década y son el archienemigo de los arqueólogos que trabajan en las aguas de esta zona. El museo, una réplica de una de las carabelas de Colón.Un Museo Naval en reconstruir una nave en Santa Cruz de La Palma. Siendo la nave considerablemente más rápida, fue también la primera en llegar a la península Ibérica a fines de febrero de 1493, en Bayona, trayendo la \\’buena novedosa\\’ de las tierras descubiertas.

Dibujos Infantiles De Cristóbal Colón A Color

Pocos días después, el 30 de abril del mismo 1492, los Reyes Católicos ampliaron aún más dichas gracias, transformando en hereditario el título de Virrey y reconociéndole la categoría de «Don». Y en 1495, los monarcas accedieron a su intención de tener la exclusividad para fletar expediciones de descubrimiento, aunque fue una prerrogativa que le duró muy poco tiempo. Y se le dejó «contribuir con la octava parte en la armazón de navíos que fueran a tratar y negociar a las tierras descubiertas. Asimismo le correspondió al marino el título de Virrey y Gobernador General de todas y cada una de las tierras que descubriese, con la facultad de proponer ternas de aspirantes a la decisión real para contemplar todos los cargos de gobierno que debiesen nombrarse en tales tierras. Si bien la decisión política se encontraba tomada, Colón y los monarcas comenzaron las negociaciones de los términos de la expedición. Finalmente, todas las metas del marino fueron admitidas en las Capitulaciones de Santa Fe, firmadas el 17 de abril de 1492 por Juan de Coloma -secretario de los Reyes Católicos, quien actuó en su nombre- y fray Juan Pérez -en representación de Colón-.

Tras llegar a la isla Deseada, la expedición recorrió prácticamente todo el arco de las Antillas Menores hasta Puerto Rico, haciendo un trayecto que se convertiría en la ruta habitual de todos y cada uno de los convoyes siguientes. Allí, los españoles se llevaron una desagradable sorpresa al comprobar que el Fuerte de Navidad había sido arrasado y que toda su guarnición había perecido. Probablemente, las disensiones entre los castellanos y la acción de los indígenas, víctimas de sus desmanes, fueron los dos motivos que propiciaron la destrucción del fuerte y la muerte de sus habitantes. Colón buscaba conseguir nuevas islas intuidas en su primer viaje, o quizá arribar a la parte meridional de Cipango, que tenía popularidad de ser especialmente rica en oro. El segundo viaje de Cristóbal Colón hacia las tierras recién descubiertas tuvo peculiaridades muy dispares al anterior.

Santa María, Nina Y Pinta De Cristóbal Colón

El 18 de febrero, La Niña ancló en la isla de Santa María, en las Turbes, lo que propició una sucesión de problemas con las autoridades locales, que atraparon a ciertos hombres. Superadas estas adversidades, Colón hubo de enfrentarse de nuevo con seis días de tempestad y terminó llegando el 4 de marzo a las cercanías de la Roca de Cintra, frente a Lisboa, localidad donde finalmente se vio obligado a entrar. Allí se entrevistó con Juan II quien, con amenazas y promesas, trató de beneficiarse del descubrimiento. Pero Colón logró superar las presiones del soberano luso, aduciendo su condición de Almirante de Castilla y demostrando que su viaje no había tenido como sitio de destino Guinea, sino que venía del oeste, de las Indias. «Parecía a todos que había ganado la carrera hacia el propósito tan ambicionado por Portugal». Un par de días después se reencontró con La Pinta, y los dos bandos eligieron sumarse de nuevo.

Ello provocó que parte esencial de su madera acabara siendo usada en la construcción del de este modo llamado Fuerte de Navidad, el primer lugar español ya establecido en el Nuevo Planeta. La tripulación dormía en la cubierta, como en La isla del tesoro o El capitán Singleton. Playa y puerto deportivo de Bayona con la réplica de la carabela \’La Pinta, Baiona, Galicia, España.Playa y puerto deportivo de Bayona con la réplica de la carabela \’La Pinta, Baiona, Galicia, España. Esta ilustración data de en torno a 1846 y muestra a Colón a punto de desembarcar en la Isla Hispaniola.

Tras su liberación, el último viaje documentado de \\’La Pequeña\\’ sería nuevamente una expedición a Haití. Siendo la nave mucho más rápida, fue también la primera en llegar a la península Ibérica a finales de febrero de 1493, en Bayona, trayendo la \’buena novedosa\’ de las tierras descubiertas. Pocos mucho más datos se saben sobre exactamente la misma, siendo lo mucho más probable que acabara reconvertida en otras embarcaciones. Igual que los ríos de la Península, igual que los límites de España o la lista de los reyes godos, durante los años de escuela nuestros profesores nos grabaron a fuego los nombres de las naves con las que Cristóbal Colón acabaría partiendo en busca de una ruta occidental hacia las Indias.

Sin embargo, antes de recibir la solicitud del Almirante, los monarcas ya habían decretado esa medida; eligieron nombrar juez pesquisidor a Francisco de Bovadilla, comendador de Calatrava, quien todavía tardó cierto tiempo en iniciar un viaje que le llevó a Beato Domingo el 24 de agosto de 1500. Las protestas de Colón hicieron que ciertas disposiciones citadas fuesen suspendidas, pero movieron, además, a los reyes a mandar al Nuevo Planeta a un comisario real -Juan de Aguado- con la misión de fiscalizar las actuaciones del Almirante y pasar reportes sobre la situación del proyecto. Los roces de Colón con Aguado fueron inevitables y llevaron al Almirante a arrancar la ruta de retorno a Castilla el diez de marzo de 1496, llegando a Cádiz el 11 de junio siguiente. Los socorros enviados a Colón desde la Corona hispánica siguieron llegando.

imagenes de las tres carabelas la niña la pinta y la santa maria

Colón quizá albergara la esperanza de que el descontento amainaría con la vuelta de la expedición de socorro. En la expedición que regresó a España fueron incluidos varios de los descontentos, y éstos se dedicaron a desprestigiar la labor de gobierno del Almirante ante los monarcas. La expedición de auxilio llegó a las Indias el 24 de junio del mismo 1494, con Bartolomé Colón adelante. Sin embargo, el prestigio de Colón fue puesto aún mucho más en cuestión en el momento en que los indígenas de La De españa se rebelaron en contestación a los permanentes excesos de los colonos. Reprimida la rebelión, 500 indígenas fueron mandados a España para ser vendidos como esclavos. Los Reyes Católicos prohibieron su comercialización hasta el momento en que se determinase la licitud de dicho proceder.

Las Condiciones Son Pésimas Para La Conservación De Las Naves

De todas formas, si Colón presentó su emprendimiento al rey de Portugal entre 1483 y 1485, no podía haber leído todavía Il Milione preservado de su biblioteca y ésta semeja ser su primera lectura a juzgar por las anotaciones marginales; por otra parte, tampoco es creíble que hubiese podido leer el Imago Mundi. El mito de las islas atlánticas (San Barandiarán, Antilia, la Isla de las Siete Ciudades) que había producido múltiples expediciones en su búsqueda. Con en comparación con supuesto origen genovés, en una primera etapa de su juventud, Colón compaginó su dedicación a la manufactura -la de su padre- con los primeros contactos con el mar, probablemente como grumete. Hacia 1473 debió dejar la localidad de Savona, donde residía su familia, y parece ser que fue entonces en el momento en que comenzó a trabajar en el activo comercio genovés, viajando hasta las colonias de esta localidad en el Mar Egeo -como la isla de Chío-.

Dibujo De Cristóbal Colón Con Las Tres Carabelas, La Niña, La Pinta Y La Santa María Color

Muelle de las Carabelas, el museo en Palos de la Frontera, en la provincia de Huelva, red social autónoma de Andalucía, España.Muelle de las Carabelas, el museo en Palos de la Frontera, en la provincia de Huelva, comunidad autónoma de Andalucía, España. Modelo de la nave de Santa María, en el muelle de las Carabelas museo, Huelva, Andalucía, España.Modelo de la nave de Santa María, en el muelle de las Carabelas museo, Huelva, Andalucía, España. Santa Maria, Nina y pinta carabelas de Cristóbal Colón, amarrados en el puerto de Palos de la Frontera village, Huelva.Santa Maria, Nina y pinta carabelas de Cristóbal Colón, amarrados en el puerto de Palos de la Frontera village, Huelva. Colón para imprimir en muchas páginas de internet, aun pinturas en los museos, no viene mal que visites alguno de estos museos para comprender mejor la historia. En su segundo viaje partió de Cádiz el 25 de octubre llegando a la Isla Guadalupe y conociendo Puerto Rico y Jamaica, regresando a Cádiz el 11 de junio de 1496.

Con esta carta se entrevistó nuevamente con los Reyes Católicos, quienes aplazaron su resolución definitiva y le brindaron una subvención. Aún así, no se opusieron a que restableciese las negociaciones en Portugal. El proyecto de Colón podría parecer atractivo en este contexto; todo apunta a que entonces ha propuesto llegar a Cipango y el Radical Oriente por una vía mucho más corta y directa que la hasta entonces todavía dudosa ruta por el sur de África.