Mexico En El Contexto De La Segunda Guerra Mundial

Tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos, las jornadas laborales se caracterizaron por su extendida duración. Los sueldos de los norteamericanos aumentaron en mayor proporción que el coste de la vida, no obstante, el país no estuvo exento de enfrentamientos sociales. Si hay un recurso que fue vital en la Segunda Guerra Mundial, es el petróleo, ya que era indispensable para conseguir gasolina y plásticos. Los socios disponían de rebosantes reservas de petróleo y la geografía les favorecía, a lo que había que añadir que las primordiales compañías petroleras eran estadounidenses y británicas. Por su lado, la Unión Soviética tenía esenciales yacimientos y producía el diez% del petróleo mundial.

mexico en el contexto de la segunda guerra mundial

De manera que los 60 millones de muertos fue un negocio de éstos desde ideologías y pretextos planeados por unos enfermos que precisamente triunfaron 300 millones de millones de dlls por el evento. Al final, asaltaron las reservas de oro a medio mundo con la amenaza de la bomba atómica. La situación a través de obra se agravó en 1944, en el momento en que los bombarderos estadounidenses tenían al alcance las islas principales de El país nipón, las ciudades y las factorías japonesas fueron asoladas desde el aire, y varios trabajadores abandonaron las ciudades y se refugiaron en las zonas rurales. Pese a la represión policial, las autoridades japonesas no consiguieron solucionar el ausentismo laboral, ni la huida de los obreros en pos de alimentos, tal como tampoco consiguieron parar la publicación de pasquines clandestinos.

Nuevo Foro De Discusión De Economía

Estos detalles no son óbice para estimar que la publicación de esta colosal obra indica el liderazgo académico de los autores y es una gran novedad para todos los que, de una u otra forma, formamos una parte de la red social interesada en la relación bilateral. Es una obra, gigantesca es cierto, pero muy moralizante además de alcanzable y interesante. Los formuladores de política exterior y militar hacia México estaban muy influidos por la entonces habitual historia de la conquista de México redactada por William H. Prescott . Resumiendo, desearon presentar su guerra anexionista como una reedición de la epopeya cortesiana y ofrecer algún lustre a lo que había sido un despojo en toda la línea, con pocos tintes de heroísmo.

mexico en el contexto de la segunda guerra mundial

Países como USA registraron un gran crecimiento económico en la Segunda Guerra Mundial. El enfrentamiento supuso que millones de hombres dejaran sus trabajos en las factorías para marchar adelante, con lo que muchas mujeres ocuparon sus puestos. Mujeres a las que les había sido irrealizable hallar un trabajo a lo largo de la Enorme Depresión consiguieron un empleo en la industria de norteamérica.

Participación De México En La Segunda Guerra Mundial

Gilberto Bosques, desde Marsella, escribió a la Secretaría de Relaciones Exteriores pidiendo autorización para documentar a quienes tenían sus visas vencidas 108. Barksy de nuevo procuró interceder por ellos dirigiéndose al presidente Manuel Ávila Camacho el 29 de agosto de 1942, mencionando al peligro mortal en que estaban, puesto que su extradición a Alemania había sido concedida por el régimen de Vichy109. En la correspondencia que mantiene con el JLC, se hacen permanentes referencias a las obstrucciones del cónsul y a la necesidad de que se le enviaran órdenes adicionales especificando que no pusiera obstáculos en el momento de entregar las visas.

Y tuvo conflictos con otros refugiados políticos no estalinistas que también habían inmigrado al país (el grupo llamado “Socialismo y Independencia” formado por Julian Gorkin, Marceau Pivert, Gustav Regler y Victor Serge)38. Las relaciones entre estos grupos eran complicadas, y por el momento no contamos con bastante información para reconstruirlas. Lo que se sabe, no obstante, es que fueron estas organizaciones, vinculadas con organismos del exterior, las causantes de hallar las visas que el gobierno mexicano extendió para socorrer a un acotado número de asilados de europa perseguidos por los nazis, a través del trabajo voluntario de decenas de personas. La legación en Vichy y el consulado en Marsella tenían la labor principal de coordinar la evacuación de los asilados españoles que se encontraban recluidos en campos de internamiento en Francia, bajo el riesgo inminente de ser deportados de regreso a España, para lo que contaron con fondos provenientes principalmente de la JARE27. Asimismo, era función del consulado documentar a quienes habían recibido autorización de la Secretaría de Gobernación para ingresar a México, la mayor parte asilados políticos alemanes, austriacos y checoslovacos, perseguidos por los nazis. Según el propio relato de Bosques, en la reunión que sostuvo con Cárdenas antes de partir a Europa también se había considerado la posibilidad de adoptar algunas medidas de protección para los refugiados judíos y aceptar la entrada a México de un número importante de ellos, pero no se llegó a ningún acuerdo al respecto28.

No obstante, México aún tendría muchos problemas que solucionar a lo largo de las próximas décadas y que llegarían hasta el mismo siglo XX. Sin embargo, la gran potencia económica y también industrial resultó ser USA, sus niveles de producción eran inalcanzables, pese a que Alemania, en un año tan nefasto como 1944 logró lograr cifras record de producción. Tal era la aptitud económica estadounidense que aprobó la Ley de Préstamos y Arriendo que proporcionó elementos económicos, armamento y abastecimientos a los países de la Commonwealth y a la Unión Soviética. Los mejores científicos trabajaron en el avance de nuevas armas, como los primeros misiles estratégicos, los cohetes alemanes V-1 y V-2 capaces de lograr ciudades a cargo de los socios en 1944 y 1945. Otro avance al servicio de la guerra fue el primer caza a reacción, el Me-262, también desarrollado por los alemanes. Por su lado, Gran Bretaña y Estados Unidos supieron sacar partido de un magnífico desarrollo de sistemas de detección como el radar o el sónar.

En el país vecino, en el mes de abril de 1865 la Unión logró imponerse finalmente a los estados confederados. USA volvía a estar reunificado y no tardaría en tomar cartas en el asunto de lo que estaba ocurriendo en México. En Europa, el Reino de Prusia, gobernado por Guillermo I y su canciller Otto von Bismarck, puso en marcha una sucesión de conflictos armados cuyo propósito final sería la unificación de Alemania. Ante el comienzo de las tensiones, Napoleón III decidió replegar la mayor parte de sus fuerzas de México, abandonando a Maximiliano de Habsburgo a su suerte. Con la retirada francesa y el renovado avance republicano, en 1867 el nuevo emperador cayó junto con todo su gobierno.

La situacion de estos refugiados políticos, reconocidos líderes y artistas, muestra que ni siquiera contando con la autorización directa del presidente de la República y estando Gilberto Bosques en el Consulado de México en Marsella era simple recibir las visas y menos aún tomar un barco para México. Durante la década de los años treinta, bajo la Tercera República, Francia se había convertido en lugar de refugio para cientos de perseguidos que escapaban del nazismo, el fascismo y el franquismo. La avasalladora derrota francesa en el mes de mayo y junio de 1940 condujo a la ocupación directa por el ejército alemán de tres quintas unas partes del país, y al establecimiento de un nuevo régimen francés, con sede en Vichy, que administraba la zona no ocupada bajo los términos de un armisticio negociado con los alemanes.

Asistencia

La Organización Todt, cuyos trabajadores vivían en régimen de esclavitud, se encargó de la producción de material bélico tal como de la construcción de bases de submarinos y de las defensas ribereñas del llamado Muro Atlántico. Según Vicki Caron (1999, p. 338), los franceses deseaban liberarse de sus asilados judíos, y no les importaba si para este fin los asistían los americanos o los alemanes. Gracias a que los primeros no quisieron ayudar con la tarea de librar a Francia de esta carga, los franceses aceptaron la “ayuda” germana. El hecho de que múltiples de ellos fueran marxistas que habían adquirido la nacionalidad soviética probablemente complicaba las cosas107.